CAMINO PORTUGUÉS

Como su nombre indica, es una ruta que atraviesa casi todo Portugal de sur a norte. Desde el siglo XII hasta nuestros días, las vías de peregrinación partían del país vecino desde núcleos de población tan importantes como Lisboa, Santarem, Coimbra, Porto, Braga… La principal puerta de acceso a Galicia fue y sigue siendo la antigua villa de Tui.

Es en esta fronteriza villa donde podemos situar el inicio de esta interesante e histórica ruta.

Se inicia el recorrido en el puente internacional sobre el río Miño, cuyo caudal es a su vez frontera entre las dos naciones. Enseguida, por las estrechas callejuelas de la fortificada ciudadela se alcanza la poderosa Catedral de Tui, siempre dispuesta a bendecir el paso del peregrino.

Todo el trayecto discurre por territorio gallego y su perfil es de lo más diverso y sorprendente por los innumerables rincones que alberga. Una permanente sucesión de aldeas, puentes, capillas rurales, cruceiros, pazos, santuarios…, en un entorno de montaña y mar, adornado por una vegetación sin igual, convierte este Camino en uno de los más curiosos y hermosos. Todo ello sin olvidar el paso por las interesantes poblaciones de Pontesampaio, Pontevedra, Caldas de Reis, Padrón…, entre otras.

Si señalamos, además, que es un itinerario que se puede hacer en 5 o incluso en 4 jornadas, aprovechando un largo fin de semana o un puente, le damos un atractivo añadido que bien puede animar a recorrerlo a muchos amantes de los Caminos de Santiago.

Si te animas a hacerlo, no te olvides de reservar noche en Torre do Río.

Más información